Asistencia psicológica on line

Asistencia psicológica presencial y on line

 

 

 

 

 
 
 
 

Configuraciones
Vinculares

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

TEORIA DE LA CONFIGURACIONES VINCULARES

Lic Sonia Cesio

Recibido el 15 de junio de 2004

La expresión configuración vincular aplicada a los vínculos menciona a las figuras, a las formas prototípicas en las que se organizan los conjuntos multipersonales por efecto de determinaciones de orden inconciente.

Asimismo, designa la modalidad de agrupamiento dentro del encuadre terapéutico: pareja, familia, grupo, institución. Da cuenta de tres espacios psíquicos: intrasubjetivo, intersubjetivo y transubjetivo; objeto único, complejidad vincular, alianzas, acuerdos, pactos, trama fantasmática.

Es la forma dinámica y cambiante de la unión que sucede en el encadenamiento de los significados inscriptos en el discurso, que como sujetos proponemos al 'otro'. El discurso (la palabra) que representa al objeto (que no está) y que debe permanecer transitándolo (al discurso) tanto en lo imaginario como en lo simbólico constituyen el sentido del vínculo.

El mismo, conceptualizado como una instancia tercera producto de la interacción, se transforma en factor simbolizante y constituye a los sujetos del vínculo.

El objeto de estudio y tratamiento en las configuraciones vinculares es el vínculo, que transcurre en la intersubjetividad y origina representaciones mentales por efecto de la presencia del otro.

Posee una estructura y sus elementos tienen entre si una relación de correlación y oposición.

Su cualidad es la bidireccionalidad, y le es inherente toda la problemática de ajenidad y de exceso.

Se desarrollan funciones que se despliegan en la trama familiar, tales como un modelo de función materna que tiene que ver con la relación continente-contenido, y un modelo de función paterna simbólicamente referida a la legalidad y al corte.

Los vínculos familiares que se desarrollan en el inconsciente, remiten a un campo vincular primario, un entramado que es a la vez instituído e instituyente.

Las conceptualizaciones de: vínculo, relación, relaciones familiares, vínculo de alianza, de filiación, de consanguinidad y avuncular; familia dadora, estructura familiar inconsciente, exogamia, endogamia y memoria vincular están desarrollados en el texto publicado en:http://www.enigmapsi.com.ar/configvinc.html

Esta teoría da cuenta de tres espacios psíquicos: intrasubjetivo, intersubjetivo y transubjetivo.

El espacio intrasubjetivo se caracteriza por la unidireccionalidad. Es equivalente a lo intrapsíquico de la teoría clásica. El sentido unidireccional se irradia desde el yo hacia lo externo. Esta conformación representa desde el yo corporal, los productos de funcionamiento autoerótico hasta los fantasmas de autoengendramiento.

Sus componentes son: pulsión, fantasía, relación de objeto, sujeto de deseo.

El espacio intersubjetivo se caracteriza por ser bidireccional, dado que el sentido ya no proviene del mundo interno, sino que deviene de la relación con los otros sujetos-nuevos-significativos. Implica el pasaje conceptual de objeto interno al otro.

Supone la inscripción de pactos y acuerdos inconcientes, relacionados tanto con la positividad como con la negatividad, las alianzas inconcientes y la interfantasmatización.

La representación inconciente del vínculo es el campo de los otros dentro del psiquismo. Aqui adquiere precisión la noción de sujeto del vínculo con su correlato el otro del vínculo

El concepto de complejidad vincular se refiere al funcionamiento de la pareja como vínculo, en su nivel de organización, en los diferentes modos de relación que se establecen entre los miembros. Abarca a la mayor o menor complejidad relacionada con la plasticidad o la repetitividad; la progresión o regresión de los funcionamientos, y por lo tanto con la capacidad del vínculo de elaborar conflictos o situaciones traumáticas. Se relaciona también con la posibilidad de actualizar y reformular los acuerdos inconcientes a lo largo del desarrollo de vínculo (pareja o familia).

El espacio transubjetivo comprende a la representación del mundo real (social y físico) que el yo adquiere desde lo originario y por la mediatización del superyo de los objetos parentales. El sujeto es tanto sujeto del mundo como de la estructura familiar, o sea que tiene doble entrada: por la madre y desde la cultura (el macrocontexto). Sería el espacio del psiquismo de mayor apertura.

La articulación entre los planos intrasubjetivo, intersubjetivo y transubjetivo da cuenta de un modelo psicoanalítico que privilegia el campo relacional, incluyendo a la vez el papel que desempeña el macrocontexto social en relación a los sujetos y a los vínculos.

Se denomina objeto único al vínculo ocupado con un otro estable, basado en la satisfacción de la necesidad y en la polaridad vida-muerte.

Es la primera organización objetal investida de narcisismo originario, dotado con cualidad de amparador onmipotente, omnipresente, omnisciente. Discrimina mundo interno, mundo externo y yo-no yo, al dar los primeros indices de realidad.

La interfantasmatización es una coproducción de un vínculo, que aporta una dimensión de mayor novedad en los acuerdos inconcientes y trasciende a la repetición o a la combinatoria de lo ya existente. La actividad fantasmática inconciente de la pareja o la familia, activa la producción de fantasias concientes.

La noción de otro del vínculo es definida como una construcción representacional que incluye lo máximo representable de ese otro, en su condición de real; y "lo real del otro", roca viva incognoscible e irrepresentable que constituye la marca de ajenidad del mismo.

La emergencia de la angustia de vincularidad, es pensada como efecto del atravesamiento que el vínculo genera en los miembros de la pareja.

Se remarca la importancia de hacer una clara distinción conceptual en psicoanálisis entre nociones tales como objeto, relación de objeto, otro especular y otro del vínculo.

La existencia de la representación de otro adulto que protege al hijo y a la madre, al mismo tiempo que atrae hacia sí y canaliza el erotismo genital de ésta, completa una triangulación que posibilita el progreso del infante hacia la maduración psíquica, esto es hacia una organización mental que incluya una primera interdicción junto a la promesa de búsqueda y hallazgo futuro de un objeto "otro".

Se denomina acuerdo inconciente al conjunto de estipulaciones inconcientes donde por lo menos dos yoes regulan los intercambios de aquellos aspectos compartibles de cada uno, a efectos de crear lo más deseado, lo más provechoso y lo menos prohibido de cada yo, en una composición con carácter de estructura más o menos estable.

Constituye asi una unidad que implica y supera la mera suma de los aportes de cada yo en una combinatoria que articula las constelaciones objetales individuales. Dicha estructura está compuesta por: una parte del yo, una parte del otro, y una envoltura afectiva que los liga; constituyendo una vivencia de unidad compartida e inscripta en cada mente con el doble carácter de simultaneidad y uniterritorialidad.

El pacto inconciente es un proceso por el cual se asegura la existencia de un sector incompartible de cada yo, no compromentido en el vínculo, reconociendo a los yoes participantes, que deben tolerar la inaccesibilidad al espacio no compartible de cada uno.

Defienden de la pulsión y del dolor del yo, por no tener acceso a todo del otro. Implican un

supuesto de cumplimiento riguroso de las obligaciones recíprocas. Los pactos y acuerdos inconcientes se constituyen mediante reglas inconcientes o fantasías ordenadoras, y circularán luego como leyes estructurantes de la significación para ese vínculo dado.

Los acuerdos y pactos inconcientes constituyen los modos específicos de las especulaciones inconcientes que se entrelazan en los vínculos de pareja y familia.

La noción de intercambio se refiere a la circulación de la nueva familia respecto de las familias de origen e introduce la regla fundamental de la cultura - prohibición del incesto- en el grupo familiar. La relación madre-hijo es también una relación de intercambio, en virtud de la posibilidad de instalarlo en el lugar de la castración que atraviesa la madre (en tanto portadora del discurso familiar y cultural).

El principio de intercambio da lugar a los ejes semánticos: endogamia/exogamia; relación de consanguinidad/relación de alianza; narcisismo/castración respectivamente. Se relaciona mayormente con la idea de sistemas abiertos, en permanente desequilibrio y autoorganización.

La función materna surge de la posibilidad de construir un útero-nido, claustro afectivo necesitado para el desarrollo y crecimiento del hijo. El bebé nace en un vínculo, en el espacio virtual ocupado por el yo materno con capacidad de acción específica.

Se es sujeto en relación con un otro en presencia (no en ausencia).

La función paterna se constituye como presentificación y representación de la ley en la familia. Se asocia al registro de diferencias entre tener, saber, conocer y pertenecer. Da cuenta de una marca; de separación, de subjetivación y se anuda a la cultura. Se relaciona directamente con la sexuación en cuanto a la especificidad vincular de intercambio. El padre a través de su ley ofrece un derecho de herencia y la interdicción, que es inherente a esta función.

La cesión corresponde al avúnculo (vínculo avuncular/cuarto término); posee un carácter fundante y es condición de estructura 'Cuarto término refiere a la noción de estructura familiar inconciente y amplía el campo de la consideración teórica. En tanto lugar y función avuncular pueden hallarse desplazados y ligados a un yo ubicado en cuarto lugar en relación a los otros términos del parentesco'.

Cabe remarcar que la noción de estructura familiar inconciente introduce a la ampliación y reformulación de las conceptualizaciones básicas de la teoría psicoanalítica.

Estas son algunas consideraciones teóricas a tener en cuenta para el estudio y comprensión de la teoría de las configuraciones vinculares. A este texto se lo puede tomar a modo de guia, para profundizar y ampliar cada item.

Autores: Isidoro Berenstein - Marcos Bernard - Janine Puget -

Bibliografía Consultada:

"Diccionario de Psicoanálisis de las Configuraciones Vinculares" - Pachuk, C; Friedler, R; Asiner, D; Krakov, H; Pazos, M y otros - Ed Del Candil - Buenos Aires

"Psicoanalizar una familia" - "Familia y enfermedad mental" - Isidoro Berenstein - Ed Paidos - Bs As

"Reconsideración del concepto de vínculo" - Berenstein, I. (1991) - Revista Psicoanálisis, APdeBA.Vol. XIII, 2. Bs As

"Psicoanálisis de la pareja matrimonial" - Puget, J; Berenstein, I - Ed Paidos - Bs As

"La interpretación en las configuraciones vinculares" - Puget, J (1989) - Mesa redonda - AAPPG - Bs As

"Qué es material clínico para el psicoanalista? Los espacios psíquicos" - Puget, J. (1988). Revista Psicoanálisis. APdeBA. Vol. X, 3. - Bs As -

E-mail: info@enigmapsi.com.ar

 

EnigmaPsi (c) 2002-2014
Psicología – Psicoanálisis – Consultoría

Editor Responsable: Lic Sonia Cesio
Directora: Lic Sonia Cesio
Dirección: Avenida Santa Fe 4990- Buenos Aires, República Argentina.
TE (0054)11 4773-9597 /(0054) 11 - 15 62987672
E-mail: info@enigmapsi.com
Los artículos publicados en el sitio no pueden ser reproducidos sin el permiso del Editor Responsable.

ISSN 1853-1849