Asistencia psicológica on line

Asistencia psicológica presencial y on line

 

 

 

 

 
 
 
 

Configuraciones
Vinculares

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE PSICOLOGIA COMUNITARIA- (2011)

 

ENCUENTRO NACIONAL DE PSICOLOGIA COMUNITARIA- (2010)

 

EL ESCENARIO DE LA INTERVENCIÓN COMUNITARIA (2006)

 

PSICOLOGIA COMUNITARIA EN ARGENTINA (2004)

 

 

PSICOLOGÍA COMUNITARIA

Antonio Ismael Lapalma*

Recibido el 17 de abril de 2005

"... Se trata de intervenir sobre una estructura tan compleja que constituye una verdadera constelación multifactorial integrada por todas las actividades, instituciones, normas e interacciones que se dan en una comunidad"
José Bleger (1976)


La Psicología Comunitaria oficialmente surge en los EE.UU. como insatisfacción a: 1) de los marcos conceptuales en salud mental centrado en el médico hegemónico, 2) el énfasis en la psicoterapia individual, 3) la escasa consideración a la influencia del contexto social y 4) las dificultades de accesibilidad a los servicios de salud, por parte de la población. El escenario social de la década de los 60, estaba atravesado por la lucha por los derechos civiles, las protestas por la Guerra de Vietnam, generaban un debate por los problemas sociales y el rol del Estado.

En América Latina, se origina en la década del 70, como una búsqueda de una psicología inserta en la realidad del continente, orientada a la comprensión de los procesos de cambio social, y el trabajo con las consecuencias psicosociales del subdesarrollo. Incorpora la perspectiva histórica en la comprensión de estos fenómenos, la simultaneidad del proceso de intervención y la investigación.
La cita de Bleger (1976), las reflexiones del autor sobre un ámbito de inserción legitimo del psicólogo: la comunidad. Dos cuestiones que señalara sobre esta cuestión denotan una llamativa actualidad.
La primera se refiere a la necesidad de efectuar un cambio de una visión centrada en la curación de la enfermedad, a un enfoque de prevención de la salud; y de un enfoque individual, a uno social. Señalaba que "todo esto exige una actividad muy compleja y un desarrollo de conocimientos y técnicas que todavía no poseemos en escala suficiente, por lo que no estamos sino en condiciones de reseñar los problemas tanto como las perspectivas de estos enfoques. Necesitamos conocer mucho más la sicología de las situaciones y de la vida cotidiana, tanto como necesitamos teorías psicológicas que no partan específicamente de la patología. A la par de la revisión de teorías y de conocimientos necesitamos ampliación y puesta a prueba de nuestros recursos técnicos: técnicas de acceso a la comunidad, técnicas de investigación, técnicas de operancia, técnicas para administrar los recursos en el marco de la comunidad. Y junto con esto, tendremos seguramente, a corto plazo que reconsiderar las pautas de actuación de profesionales de arte de curar, pero también crear pautas para ellos y para los psicólogos" (Bleger, 1976, 109)
La segunda se refiere al escenario social de la intervención a la cual caracteriza como "una constelación multifactorial, que incluye problemas de orden económico, social y cultural, tales como los de vivienda, trabajo, desocupación, alimentación, etc., y el satisfacer esas necesidades, tanto como atender las condiciones sanitarias, es tarea que le incumbe a la salud pública y a la psicohigiene; a esta última, especialmente le corresponde atender a todos los factores psicológicos que están implicados en la no satisfacción de estas necesidades o en la promoción necesaria para atenderlas en la escala que se requiera." (Bleger 1976, 119).
Esta referencia parciales deja de lado a un gran numero de psicólogos/as, e instituciones públicas y privadas que han explorado y contribuido en este campo, que hoy reaparece como el área de la "psicología comunitaria". Queda para el futuro un trabajo de recopilación histórica de este desarrollo.

El desarrollo en Argentina ha sido puntual, con una fragmentación de importantes experiencias realizadas en campo de la salud mental y desarrollo comunitario, y que requieren aún, una recuperación documental y su sistematización. Si en la década del 60, era un campo de interrogantes y de prácticas, ¿qué ocurrió posteriormente? Tres situaciones y no excluyentes de otras deberían considerarse en su análisis: a) las frecuentes interrupciones del sistema democrático en Argentina, donde el abordaje comunitario, quedo enmarcado en experiencias puntuales, y férreamente controladas, b) una fuerte influencia de la perspectiva clínica en la formación de los psicólogos, y c) los esfuerzos por legitimar una identidad profesional basada en esa práctica en el periodo fundacional de la carrera.

El cambio contextual inducido y profundizado en la Argentina en la década anterior, con una secuela de pobreza y exclusión social sin precedentes, puede complementarse con otros acontecimientos del pasado reciente que por la importancia de los efectos psicosociales e impacto en la subjetividad, señalan un horizonte para la práctica de la psicología en el futuro.

· Las secuelas aún vigentes del terrorismo del Estado
· El recuerdo de la hiperinflación, donde el dinero como "organizador" de lo cotidiano y como bien de intercambio perdía su referencia día a día.
· El fin de la ilusión "libre mercado", como regulador de la sociedad.
· El alejamiento de dos presidentes, antes de la finalización de sus mandatos, sin la intervención militar.
· La labilidad de las alternativas políticas, surgidas en la última década
· La crisis reciente, con movilizaciones populares, con la consigna, "que se vayan todos".
· Una pobreza estructural sin precedentes y el surgimiento de una sociedad dual.
· La falta de credibilidad generalizada en la Justicia.

Este escenario, sin duda reclama, marcos conceptuales, metodologías, ámbitos de prácticas, estrategias de prevención, que fueron anticipados por Bleger, hace 40 años, pero en la actualidad es posible contabilizar importantes experiencias acumuladas, marcos conceptuales desarrollados, jóvenes psicólogos buscando alternativas laborales, carreras de postgrado orientadas al campo de la psicología comunitaria, que esperan de la creatividad e innovación de la instituciones del mundo Psi, para el afianzamiento definitivo de una práctica, que tiene una historia por reconstruir.

*Email: ilapalma@fibertel.com.ar

 

E-mail: info@enigmapsi.com.ar

 

EnigmaPsi (c) 2002-2014
Psicología – Psicoanálisis – Consultoría

Editor Responsable: Lic Sonia Cesio
Directora: Lic Sonia Cesio
Dirección: Avenida Santa Fe 4990- Buenos Aires, República Argentina.
TE (0054)11 4773-9597 /(0054) 11 - 15 62987672
E-mail: info@enigmapsi.com
Los artículos publicados en el sitio no pueden ser reproducidos sin el permiso del Editor Responsable.

ISSN 1853-1849