Asistencia psicológica on line

Asistencia psicológica presencial y on line

 

 

 

 

 
 
 
 

Configuraciones
Vinculares

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

PSICOLOGIA Y DERECHO*

 

Recibido el 22 de noviembre de 2009


Lic.Sonia Cesio**

Son las 23.30 hs., la Dra. Pérez está en pijama escuchando música y preparándose para descansar (verificando que el celular esté apagado). De repente, suena el otro teléfono y la llamada es del Sr. R., un cliente que necesita hablar con ella porque esta muy preocupado por su litigio. La Dra. lo escucha, lo tranquiliza, y lo cita en el estudio para el día siguiente. Antes de los cinco minutos vuelve a sonar el teléfono, el Sr. R insiste con más preguntas porque está angustiado y no puede dormir. Finalmente, para evitar seguir atendiendo el teléfono (y poder descansar) la Dra. Pérez lo desconecta.

Otro ejemplo: la Sra. Edith P. esta tramitando la sucesión de su padre fallecido. Tiene 64 años, es soltera y además hija única, su madre falleció hace tiempo. Nunca se interiorizó de los negocios de su padre. Esta desesperada. Llama a su letrado en diversas horas del día o acude al estudio sin aviso previo para contarle sus dudas y sus preocupaciones. Y si detiene el trámite sucesorio para que ella piense?. La Sra. Edith también insiste, no deja en paz al abogado, tampoco lo deja avanzar con su trabajo, ni le paga honorarios. Finalmente, el letrado renuncia al caso.

Estas y otras situaciones más o menos problemáticas se le plantean al abogado en forma habitual. Por qué pasan estas cosas? Por qué no se puede abordar el tema jurídico en cuestión, sin ocuparse de la situación afectiva del cliente, sin la necesidad de contenerlo? Todo esto multiplicado por muchos clientes.

Cuando las personas recurren al letrado están atravesando una situación de duelo por una pérdida padecida: por un despido, por una muerte, por un divorcio, por un accidente, etc., todas son circunstancias -junto con muchas otras- que implican quiebres a nivel afectivo.

La persona damnificada tiene que llevar adelante:

a) el dolor por la pérdida, y

b) el ordenamiento jurídico planteado por el letrado. Ambas cosas vienen juntas, imposible separarlas.

El cliente, cuando hace la consulta y comienza un litigio, todavía está unido a lo que perdió. Este fenómeno es lo que obstaculiza el trabajo del abogado, ya que las mencionadas pérdidas generan una ambivalencia de sentimientos -un si y un no al mismo tiempo- que se halla en lo más profundo de la persona, instancia que llamamos inconsciente. Para ampliar la comprensión del concepto, un ejemplo sería: en un trámite de divorcio, la persona solicita asistencia jurídica para realizar una exclusión del hogar a su cónyuge, para dividir bienes muy caros en costo y sentimientos, defender la tenencia de sus hijos; todo de acuerdo a como lo establece la ley. Pero, en su fuero intimo esa decisión implica asumir haber perdido su situación matrimonial y sus beneficios; aceptar que tendrá otro lugar social –en la mayoría de los casos un descenso del nivel socio-económico-, otro modo de relacionarse con los hijos, etc. Estas reorganizaciones habitualmente despiertan sentimientos de enojo y frustración que se depositan en forma no intencional sobre el abogado.


De la circunstancias del duelo se sale exitosamente luego de un tiempo, hasta que vuelve a predominar el sentido común. En el transcurso de ese proceso el letrado esta presente, y con otros tiempos más urgentes: vencimientos en la fecha de presentación de documentos, necesidad de pruebas, presentación de estrategia, etc.

Qué significa ese “enojo y frustración” ?, “una ambivalencia de sentimientos” desplegados desde lo más profundo de la persona ?

Se trata de fenómenos psíquicos relacionados con la identidad y la pertenencia. La identidad es el rasgo de la persona que la define como tal, que posibilita la elección de pareja, de la carrera profesional, y un desarrollo determinado en cierto trabajo. Es la que se quebranta severamente cuando ocurren las pérdidas significativas, y eso impacta sobre la subjetividad produciendo angustia y mucho sufrimiento.
La pertenencia da cuenta de una inserción social, de un nivel económico, de un proyecto de vida, que también se fracturan ante las situaciones mencionadas.

Frente la necesidad del litigio el cliente “sabe” que es la conducta acertada, pero no puede evitar la lucha con sus propias contradicciones. Son esos sentimientos hostiles que irrumpen y se expresan en las frases: “le dí todo lo que tenía, nunca reconoció nada, y yo ahora tengo que empezar de nuevo...”, “le voy a hacer pagar por todo lo que aguanté, por el nivel de vida que perdí”, que también dan a entender la intensidad afectiva que acompaña la circunstancia procesal.

Cuál es el trabajo del abogado ante estas vicisitudes? Hacerle terapia al cliente?

No, el abogado se ocupa del ordenamiento jurídico, ya que eso es lo que sabe y le gusta hacer. Pero si conoce los elementos de la dinámica psíquica, obtiene herramientas que le permiten entender al cliente y diseñar estrategias específicas en cada caso, para poder decidir:
-si lo “contiene” y sigue su trabajo;
-si lo deriva a otro colega porque tiene mayor experiencia en el tema o se especializa en esa materia;
-si lo deriva a un psiquiatra por que es inimputable y no se puede trabajar con él, etc.

La psicología y el derecho están articuladas por un nexo común: el objeto de trabajo es la persona, aunque en el último la finalidad es la correcta administración de la legalidad.
Es interesante diferenciar la ley psíquica de la ley jurídica (esta última, bien conocida por los letrados).
Las circunstancias jurídico-legales y la necesidad de recurrir al letrado, provocan la superposición (en el mundo inconciente de algunas personas) de las fallas de la ley psíquica sobre la jurídica; es entonces cuando el cliente va al abogado a pedirle que le resuelva la vida, no el conflicto jurídico.
El conocimiento sobre las generalidades de la vida psíquica, provee herramientas interdisciplinarias, que le permiten al abogado una comprensión más amplia de la demanda del cliente y además de favorecerlo en su trabajo habitual, también puede proteger su salud e integridad.

Es sabido que siempre se tratará con algún cliente que atravesó una situación muy conmovedora y por lo tanto, el abogado se apenará ante su sufrimiento. Pero vale agregar que en el momento actual, con las condiciones socioeconómicas que estamos atravesando, hay muchas gente afectada y por lo tanto necesitada del ordenamiento jurídico reparador. Por esa razón, hay muchos clientes con problemas urgentes, que requieren de la intervención del abogado. En primera instancia podría ser alentador el hecho de significar mayor cantidad de trabajo profesional. Pero conviene reflexionar acerca de la cualidad de la tarea y de las posibilidades reales de percibir honorarios; ya que la disminución del ingreso, provoca un incremento en las horas de trabajo por parte del profesional. Entonces también el letrado está ante un peligro: el de sufrir estrés profesional, y conviene tomar recaudos ya que la profesión siempre exige más.

La finalidad de esta nota es aportar nuevas ideas, nuevas formas de pensar la problemática relativa a la relación con el cliente; a la creciente demanda profesional con la modalidad citada y con la realidad socioeconómica.

*Publicación Original: Periódico del Colegio de Abogados de Morón - Mayo/Junio de 2006 - http://www.camoron.org.ar/publicaciones.asp

**Lic.Sonia Cesio - Psicóloga - Egresada de la Universidad Kennedy - Dicta cursos presenciales, a distancia y talleres sobre "Psicología para Abogados: cómo mejorar la relación con el cliente". Este curso se dictó en el Colegio de Abogados de Morón; el Colegio de Abogados de Dolores; Colegio de Abogados de Zárate/Campana (entre otros). Sus datos curriculares estan en: http://www.enigmapsi.com.ar/cvsonia.html

Telefono: 011-15-62987672 - Email: cesio.sonia@gmail.com


E-mail: info@enigmapsi.com

 

 

EnigmaPsi (c) 2002-2014
Psicología – Psicoanálisis – Consultoría

Editor Responsable: Lic Sonia Cesio
Directora: Lic Sonia Cesio
Dirección: Avenida Santa Fe 4990- Buenos Aires, República Argentina.
TE (0054)11 4773-9597 /(0054) 11 - 15 62987672
E-mail: info@enigmapsi.com
Los artículos publicados en el sitio no pueden ser reproducidos sin el permiso del Editor Responsable.

ISSN 1853-1849